Conviértete en un fotógrafo de bodas profesional

Aunque es un reto que no debe asumirse a la ligera, si eres un laficionado de las fotos y se presenta la ocasión, es mejor estar preparados.

El momento mas especial para la vida de tu mejor amigo ha llegado, y entre muchas cosas que desea, te ha pedido que tú seas su fotógrafo de boda. Quizá pienses en que ayudarías más si fueras el padrino, pero el hecho está en que quieres complacerlo.

En esta práctica guía encontrarás los más acertados tips para que te conviertas en un profesional de la fotografía para cubrir tan importante evento. Considera además de estos consejos en tomar un pequeño curso de fotografía con algún profesional, cada material y técnica que adquieras, será una herramienta útil.

Eligiendo la cámara

Es muy importante contar con una buena cámara al menos semi-profesional, y de ser posible, otra de repuesto. En caso de que llegue el día del evento, no podrías presentarte con las manos vacías si la cámara principal se te avería, porque tu propia integridad correría un grave riesgo.

Después de salvado el primer paso, decide en qué tipo de formato quieres trabajar. El de 120mm es el formato medio y popular; mientras que el de 35mm o formato tradicional es el más económico, pero del que llega a obtenerse buenas fotos si consigues un equipo de una gran cantidad de pixeles; esto compensará la calidad.

La cámara recomendada tiene que ser de marcas reconocidas. Por su alta variedad de accesorios y la disponibilidad en el mercado, así no tendrás inconveniente en elegir un formato inferior, porque son equipos fieles en su resolución.

En el caso de que no puedas adquirirlas por su elevado precio, entonces opta por una más económica, pero considera que el lente no debe ser de plástico. Podrías sacar hermosas fotografías con una cámara económica siempre que adquieras buenos lentes de cristal.

En la boda

Esfuérzate por formar parte del evento, involúcrate en el sentimiento y trata de captar los momentos mas especiales. Eso sí, sin descuidar aquellos que consideres originales, para salir un poco de lo tradicional y captar momentos emocionantes.

Si te retiras un poco mas de un par de metros y tomas fotos de gran apertura, la iluminación no será un problema. No te fíes demasiado del flash, pues este podría fallar o robarle color a la imagen.

Las fotos naturales y espontáneas donde los novios puedan moverse libremente son muy apreciadas por ellos y sus familiares. Toma varias fotos en cada toma, para que puedas conservar la que sea de mejor calidad. Esto es posible gracias a la era digital, donde el fotógrafo puede verlas casi instantáneamente y descartar las que no sirven.

Además de los novios, las fotos del pastel, el decorado y el ramo de la novia podrían ser el foco de algunas imágenes. Después de mucho esfuerzo notas que has coleccionado una gran cantidad de fotografías muy buenas. Tu amigo podría permitirte publicar algunas online y presentar al mundo de lo que eres capaz ¿y por qué no? Podrías comenzar tu carrera como fotógrafo de bodas.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.