LOS VIDEOS REPORTAJES DE BODA

Los vídeos de boda siempre han sido los hermanos pobres en los reportajes de boda, (eso lo sabemos todos), sólo unos pocos tratan los vídeos de boda con la misma importancia que las fotografías de boda.

Es normal que los fotógrafos subcontraten con un videógrafo la realización del vídeo, el resultado es inevitable. Las fotos y el vídeo tienen estilos y sensibilidades diferentes, algunas veces excesivamente diferentes.

Descubre más sobre los video reportajes de boda

Esto perjudica la calidad final del reportaje ya que no se percibe como un todo, sino como dos piezas separadas que se unen a la fuerza pero que no pegan juntas. Por lo que es vital buscar los servicios de un buen profesional encargado al reportaje de boda con la capacidad de ofrecer un reportaje de boda original, fresco, diferente y tratado con la misma importancia que tu reportaje de fotos. Conoce un poco más sobre el reportaje de boda.

 

¿QUÉ SON LOS VIDEOS REPORTAJE DE BODA?

Un video reportaje de boda es algo más que una selección de fotos. La boda para la mayoría de gente que acude a ella, son unas cuantas horas de alboroto y diversión, pero para los novios y también para sus padres son algo más que eso. La boda se trata de  la finalización de varios años de noviazgo con sus momentos buenos y sus momentos malos, con sus ratos alegres y tristes, con sus risas, sus llantos.

Y después ese grupo de meses anterior al enlace, en los cuáles hay muchísimos nervios, pendientes de todos los detalles para que todo esté perfecto para ese día tan señalado como el momento de casarse.

Como fotógrafos de boda nos sentimos en la obligación de captar esos momentos mágicos en la vida de las personas, pero deben de ser escenas en las que se vea la complicidad de las parejas, por lo que debemos inmortalizar la ternura en sus caricias y la chispa del amor en sus ojos cuando se cruzan sus miradas.

Para conseguir un video reportaje de boda perfecto, debemos dejar que la espontaneidad aparezca por si sola sin forzarla con poses antinaturales, y eso se consigue conociendo a las parejas y dejándolas ser ellas mismas, deben de sentirse cómodas para poder sacar de lo mejor de ellas.

Cuando más libres se sientan, mejor serán captados los momentos. Pensamos que los novios deben disfrutar de “su día”. Comprendemos que quieran que todo esté en su sitio, por eso intentamos que a lo largo del día se olviden que tienen un par de fotógrafos tomando planos para que en un futuro recuerden todo lo que ocurrió el día de su boda.

Actualmente en toda boda suelen haber unas cuantas cámaras alrededor de los novios posando para ellas, por lo que como profesionales debemos de distinguirnos de todas ellas para eso los novios contratan un “reportaje profesional“, si quisieran otro tipo de fotos tendrían varios centenares de fotos a elegir en las cámaras de los amigos ¿verdad?

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.